miércoles, 18 de octubre de 2017

A chavela.

Que el maquillaje tape todo lo que no tenga que ver con tu sonrisa. Por ejemplo, esas ojeras de no haber dormido.
Que el equipaje sea necesario, ligero e intenso.
Que el tiempo pase y cure.
Que el diccionario corrija todas las mentiras a medias.
Que el quiero deje de estar en guerra con el puedo.
 Que hagan alianza de una puta vez
Que las persianas hablen y cuenten todos los secretos de cama al llegar el día.
Que no haya que esperas, y por lo tanto, el tiempo sea cuestión de gravedad.
Que maten a los que se mueren de miedo y no arriesgan.
Que el fin del mundo te pille follando.
Que el escenario cambie los focos, y te ilumine.
Que el corazón deje de estar de moda.
Que los otoños dejen de matarte lentamente porque un invierno infernal viene de cara.
Que las verdades se desnuden, y que las mentiras sean castigadas.
Que se rompan los espejos, y que dejes de mirarme.
Que el desamparo te ampare.
Que no cenes, debora.
Que ser valiente no merece la pena, ni tampoco ser cobarde.
Que te compre quien te entienda.
Que te vendan el amor sin espinas.
Que el bar de la esquina deje de servirte copas a partir de las cinco de la mañana.

Ah si, que solo hay una noche de bodas, y que todas las lunas, sean lunas llenas.

lunes, 21 de agosto de 2017

Love yourself

Llegará el día en el que nada te pese. Como lo oyes, te levantarás por la mañana y te dará igual qué día marque el calendario, porque es tu día. Llegará el día en el que una persona te complemente, verá tu libertad y la amará de la misma manera que tu la amas. Besará tus heridas, curará tus cicatrices, y amará todas tus imperfecciones. Será imparable entonce. Porque quién no se ha sentido poderoso teniendo a alguien que le admire y que le quiera. Te lo aseguro, ese día llegará.
Y esa persona que te complemente, que sume contigo, que te levanta en tus caídas y celebre tus alegrías, seque tus lágrimas cuando todo se desmorone,que grite contigo a pecho roto mientras siga luchando,que te impulse a seguir creciendo, serás tú. Porque no hay nada más poderoso que el amor propio.

domingo, 30 de julio de 2017

que la vida me perdone.

Que la vida me perdone
los momentos
en los que no quería
ni respirar
cuando el viento embravecía.

Que la vida me perdone
las veces que perdí
sin saber
lo que perdía.

Que la vida me perdone
los besos
que no he dado
los abrazos;
que he derrocado.

Que la vida me perdone
las historias,
que he finalizado
a navajazo limpio.
Pero sobre todo,
aquellas historias,
en las que no he querido
ni tomar lápiz ni papel.

Que la vida me perdone,
las heridas
que no he curado.

En sí que la vida
me perdone,
la tinta derramada
las lágrimas también;
la piel de gallina,
las historias;
los deseos a mediohacer.
las escapadas,
todo lo que perdí.

Que me perdone todo;
porque yo ya me he perdonado.

sábado, 15 de julio de 2017

"Doy gracias por los años que he pasado con esta familia, por los que hemos compartido, por las oportunidades para crecer. Me llevaré lo mejor conmigo y me guiaré por su ejemplo haya por donde vaya. Un amigo me ha  pedido que diga la verdad, así que aquí va: esto no es lo que quería pero cumpliré con mi deber. Quizás sea por que lo veo todo como una lección, o porque no quiero pasarme la vida amargada, o quizás sea porque por fin comprendo que hay cosas que no queremos que sucedan pero que hay que aceptar, cosas que no queremos saber pero que hay que aprender, y personas sin las que no podemos vivir pero que hay que dejar." (JJ)

lunes, 10 de julio de 2017

Cadenas.

Probablemente una vez en tu vida te verás presionado a hacer algo que no quieras, da igual en qué ámbito, da igual el momento o el lugar. El caso es que lo harás y no sabrás por qué lo haces. Quizás sea por la persona que te lo pida, quizás sean las circunstancias o quizás lo hagas inconscientemente. El caso es que ese pequeño gesto, que no te sale del alma, condicionará tu conciencia para siempre. Irá atado a ti como un lastre. Da igual lo que hagas, puede ser la calada al primer cigarro, la primera raya, el primer beso o tratar mal a alguien sin quererlo. No hemos avanzado nada, y hace poco me dí cuenta de eso. Evitando tocar temas de la mujer objeto o de cómo la publicidad condiciona el femenino, sin plural, pero en general con masculino acompañado. 
 Habrá ocasiones en las que te pedirán que quieras a una persona, y que sea esa misma persona quien cometa el mayor de acto de pedirte que te quedes, que esperes y a ver qué pasa. Y tú no lo sentirás así. Te pedirá por favor que sigas abrazándole, compartiendo momentos y ensanchando alegrías. Y tú continuarás observándolo desde una lupa muy distinta. El témpano que esta haciendo de ti esa relación. Y es que, el amor, lo sentimientos, los gestos todo lo que conlleva brota solo como una reacción química. Aún así, te seguirán pidiendo que te quedes porque no pueden remplazarte o al menos eso dirán. Porque tú no eres como las otras personas con las que han compartido cama. Sí, como lo oyes. Te pedirán que te dejes querer después de haberte buscado, y si fuera al revés, se te hubiese sentenciado con una cadena perpetua. Muchas personas decidirán hacerlo por presión, por recuerdos, para luego ver que esa relación estaba ya más que hundida. Otras, sin embargo, seguirán observando todo de las misma lupa crítica y decidirán no quedarse. A veces, por muy raro que suene, hay que anteponerse. A veces olvidamos lo importante que es ser libres, amar con libertad, viajar, vivir sin dar explicaciones y sin prescripciones médicas. 
Y por eso, yo vengo a pedirte que no te quedes, si has experimentado algo así hazte un favor a ti ( porque ya no distingo de sexos), hazselo a los dos y vete. Porque si tienes que encontrar razones para quedarte, si sientes pena, si te atosiga, si no te dejar disfrutar, si no lo sientes, si en algún momento sientes que te faltan alas porque quieres escapar no es amor, es dependencia. 

domingo, 2 de julio de 2017

Meanings.

Todo el mundo debería reflexionar sobre el amor. Tú, yo y todos. No es justo que te juzguen por amar. El amor es libre y tú decides a quién a amar y de qué manera. Nadie debería prohibirte gritar a los cuatro vientos que te has enamorado o que no quieres enamorarte. Parece que sea una salvajada querer a alguien de tu mismo sexo, de otra raza o mayor que tú. Pero, de repente. todos son expertos en el amor, y juzgan el amor ajeno. Da igual que te conozcan o no, el caso es que tú no estás amando como deberías amar y punto. Lo está diciendo él. Y es que no hay nada mas íntimo que el amor, nadie puede decidir ni prohibirte ver a esa persona. Porque qué es el amor. Cómo podemos englobar ese concepto  y en qué se basa. Ya que el amor llega, inunda y arrasa, es como quedarte dormido de repente:

El amor no es solo caricias, y embestiduras. El amor es silencio cómodo.  Ese sentimiento que convierte los brazos, los labios, los ojos, las piernas, las manos en casa. Hace que esa persona sea tu hogar sin necesidad de levantar muros. Amar es compartir risas, y lágrimas. El amor son pequeños gestos como abrazar a alguien cuando tiene frío, o grandes gestos como mudarte a otro país porque él vive allí. El amor no atiende de cordura. El amor son tardes de película, noches de mucha cerveza y mañanas de incertidumbre. Es compartir viajes sin planear, y sangrar si es la otra persona quién se cae. Amar es dar alas, y a la vez aferrarte a alguien. Así de contradictorio es. Bañarse y derramar media bañera al suelo. Conducir muy deprisa. Fumar despacio. Mirar hacia el cielo...

A todos los que están sufriendo, que el miedo no se apodere de vosotros porque el amor es mucho más fuerte de lo que pensamos. Lo que pasa es que no le damos la libertad suficiente para derrumbar todo lo demás. Y mientras tú estés dudando, el tiempo irá pasando, mucho más rápido de lo que creemos. Perderás segundos para amar y ser amado. Sin querer estarás dando la razón a aquellos que les da igual verte feliz. Así que, lánzate, ama de la manera que te haga más feliz, y recuerda que solo hay una persona que solo puede frenar todo lo demás. Tú. 

domingo, 4 de junio de 2017

Mariquitas

¿Cómo vas a ser feliz jamás si no dejas de compadecerte? Escucha, cuando era niña, me pasaba horas buscando mariquitas. Pero un día, me rendí y me quedé dormida en la hierba. Al despertarme... Las tenía por todo el cuerpo.

Al parecer la vida es como una caza de mariquitas, y 
de que quieres darte cuenta 
las tienes por todo el cuerpo. 
 Es imposible pararlas.